La psicología y el desempeño de los ajedrecistas

ABSTRACTO

 

Ajedrez monteriano siempre apoyara  los desarrollos investigativos con respecto a este bello arte. Por eso en esta ocasión nos complace presentarles “La Psicología Encuentra Formas de Aumentar el Desempeño de los Ajedrecistas” un artículo de Javier Ignacio Salazar Velásquez Psicólogo. Magíster en Filosofía. Donde nos presenta las herramientas necesarias para minimizar el impacto negativo que, en el jugador de ajedrez, tienen factores diferentes a su capacidad analítica o creativa, o a su dominio y conocimiento del juego. Disfrútenlo.

La Psicología Encuentra Formas de Aumentar el Desempeño de los Ajedrecistas 

 

Por: Javier Ignacio Salazar Velásquez

Psicólogo.  Magíster en Filosofía.  Profesor del Departamento de Psicología de la Universidad de Antioquia. 

Correo electrónico:   javi_salazar@hotmail.com

Dentro del ámbito de la psicología deportiva se están encontrando técnicas psicológicas útiles para mejorar el desempeño de los ajedrecistas.  Se trata de herramientas a través de las cuales se puede disminuir el impacto negativo que, en el jugador de ajedrez, tienen factores diferentes a su capacidad analítica o creativa, o a su dominio y conocimiento del juego.  En particular, se ha puesto a prueba, a través de investigaciones experimentales, si es posible aumentar el desempeño ajedrecístico interviniendo sobre lo que se ha dado en llamar la evitación de los eventos privados negativos.

Un evento privado negativo es, en pocas palabras, cualquier estado emocional desagradable.  Por ejemplo, si un ajedrecista pierde una partida con un jugador al que esperaba ganar sin problema, puede desencadenarse en él un pensamiento negativo acerca de sí mismo (“qué mal jugador soy”) junto con una emoción de enojo.  Evitar los eventos privados negativos consistiría entonces en comportarse con el fin de eludir la ocurrencia de estados de emoción desagradable, en lugar de actuar según las exigencias de la situación. Continuando con el ejemplo anterior, si en una partida posterior ante el mismo rival, el ajedrecista guiara su juego con el fin de evitar la ocurrencia de la emoción desagradable de enojo consigo mismo, en lugar de llevar la partida según las circunstancias propias del tablero, se diría que está evitando un evento privado negativo.  En estas circunstancias, el jugador podría optar por movimientos defensivos, no porque la posición lo amerite, sino más bien para evitar tener la experiencia emocionalmente aversiva que se derivaría de perder la partida.  O bien podría jugar de modo temerario, independientemente de la posición, apremiado por ganar y así evitar la ocurrencia del estado emotivo desagradable.  Como se puede ver, en estas circunstancias la conducta está al servicio de la evitación de emociones desagradables más que de las condiciones objetivas del juego, y el resultado lógico es entonces una disminución del desempeño ajedrecístico.  Otros ejemplos que permiten ver que esto puede ocurrir de muchas y variadas formas en relación con el juego de ajedrez pueden encontrarse en Ruiz (2006).

¿Hasta qué punto un ajedrecista puede ver afectado su desempeño por seguir un patrón de evitación de los eventos privados negativos?  Una investigación, realizada por Ruiz en el año 2006, con un ajedrecista de alto nivel, indica que esa variable psicológica es de gran importancia.  Después de una intervención orientada al objetivo de que el jugador disminuyera la evitación de las emociones desagradables y, por tanto, que sus diversas decisiones en el juego no estuvieran afectadas por dicho fin, se lograron tres importantes resultados en su desempeño: 1) Comparado con los logros de los 3 años anteriores, durante los seis meses posteriores a la intervención psicológica el ajedrecista realizó el mejor torneo de su carrera deportiva; 2) Bajo la misma comparación con los 3 años anteriores, también hizo la mejor secuencia de diez torneos y; 3) En ninguna de las competencias posteriores a la intervención perdió puntos de Elo, sino que, al contrario, durante las diez competencias obtuvo un aumento promedio por torneo de 9,62 puntos de Elo (Ruíz, 2006, p. 92).

Más recientemente, en el año 2009, el mismo investigador en compañía con Luciano Soriano obtuvo resultados igualmente significativos para este tipo de intervención psicológica.  Esta vez, en lugar de hacer la investigación experimental con un solo jugador de alto rendimiento, la hizo con un grupo de siete jóvenes promesas, obteniendo mejoras sustanciales en su desempeño durante los nueve torneos posteriores a la intervención en comparación con el desempeño que habían tenido en los nueve torneos previos a la misma, y teniendo así mismo un desempeño superior comparativamente con un grupo de control - grupo que no recibió la intervención-.

En relación con todos los beneficios que, para los ajedrecistas, tienen estas y otras técnicas psicológicas, sin duda se seguirán haciendo investigaciones, y habrá que esperar sus resultados.  Pero, si se tiene en cuenta que hay un gran número de estudios que muestran que las técnicas que ayudan a disminuir la evitación de los eventos emocionales negativos dan buenos resultados en otras áreas de la psicología (Hayes y Pierson, 2005), tal vez sea éste un buen momento para aprovechar los hallazgos de las investigaciones arriba reseñadas con el fin de mejorar el rendimiento de los jugadores de ajedrez.

Con este propósito, la sola lectura del estudio de caso que hace Ruíz (2006) en el artículo mencionado anteriormente (del cual se da el vínculo en la bibliografía), puede ser de gran utilidad para ajedrecistas, entrenadores y directivos, en la medida en que muestra claramente la relevancia de la psicología para este deporte y, en particular, para el ajedrez competitivo.  Luego, tal vez, habría que considerar cómo implementar e integrar dicho conocimiento en las actividades de formación y desarrollo deportivo. mas información   

   

Bibliografía:

Hayes, S. y Pierson, H (2005). Acceptance and Commitment Therapy. En: Freeman, Arthur (Ed).  Encyclopedia of cognitive behavior therapy.  pp.1-4. Nueva York: Springer. 

Ruiz Jiménez, Francisco José (2006). Aplicación de la Terapia de Aceptación y compromiso (ACT) Para el Incremento del Rendimiento Ajedrecístico: un Estudio de Caso. International journal of psychology and psychological therapy, Vol. 6, Nº. 1, 2006, pags. 77-97. Tomado de la base de datos Dialnet: http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=2190967

Ruiz, Francisco J. y Luciano Soriano, María Carmen (2009). Eficacia de la terapia de aceptación y compromiso (ACT) en la mejora del rendimiento ajedrecístico de jóvenes promesas. Psicothema, Vol. 21, Nº. 3, 2009, pags. 347-352. Tomado de la base de datos Dialnet: http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=3024943

 

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    buytadalafilonline (martes, 06 noviembre 2012 09:17)

    I intended to draft you this bit of remark in order to say thank you once again for the pretty guidelines you've documented here. It is quite strangely open-handed of you to present unhampered precisely what a lot of people could have made available as an electronic book to generate some cash for themselves, and in particular now that you could have tried it if you decided. Those good tips likewise served as a good way to recognize that some people have a similar dream the same as my personal own to understand a whole lot more concerning this condition. I am sure there are lots of more fun periods ahead for many who take a look at your website.